Posicionamiento en motores de búsqueda SEO

El posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO (del inglés search engine optimization), es una estrategia de marketing y acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de un sitio web en la lista de resultados de buscadores y en motores de búsqueda como Google, Bing, u otros buscadores de internet.

El SEO trabaja aspectos técnicos como la optimización de la estructura y los metadatos de una web, pero también se aplica a nivel de contenidos, con el objetivo de volverlos más útiles y relevantes para los usuarios.

El posicionamiento SEO consiste en elaborar una estrategia de marketing con el propósito de conseguir que nuestra web suba a medio plazo.

En la estrategia SEO se debe configurar una serie de factores internos y externos a nuestra web con el objetivo de que suba en los buscadores y en motores de búsqueda como Google, Bing, u otros buscadores de internet y pueda generar más tráfico.

El objetivo principal del SEO es conseguir y aumentar nuestra cartera de clientes y dotar de mayor visibilidad a nuestra empresa.

 

Ventajas y desventajas del posicionamiento SEO:

  • El posicionamiento SEO es un proceso a medio plazo, por tanto no podremos obtener resultados inmediatos como sí ocurre en el SEM. Esto sería una desventaja.
  • El coste del clic es gratuito. A diferencia de lo que sucede en el posicionamiento SEM.
  • Duro trabajo para pulir los factores internos y externos de nuestra web. Lleva tiempo, de ahí que sea como mínimo a medio plazo. Desventaja clara.
  • Aumento de nuestra visibilidad como marca. Una vez bien posicionados, con esto conseguimos aumentar nuestra cartera de clientes y el tráfico de nuestra web.
  • Permanecer en las primeras posiciones. Después de un gran trabajo de posicionamiento SEO, estaríamos colocados en las primeras posiciones y ya sería fácil mantenerse.

Antes de realizar el posicionamiento, siempre hay que realizar una auditoria SEO para evaluar y detectar fallos, para así mejorar el posicionamiento justo después. La auditoría SEO consiste, básicamente, en un informe de análisis previo de una página web a nivel SEO.

Se recomienda hacer una auditoría en tres casos:

  1. Cuando has creado una web y no la has posicionado todavía en Google;
  2. Para revisar cualquier fallo cometido que hayamos pasado por alto;
  3. Cuando tu web no acaba de obtener los resultados esperados y necesitas ayuda profesional.